Pipas; breve historia

 Las pipas de fumar han sido la tecnología del fumador durante muchísimos años, principalmente tabaco a partir del sx XVII y otras hierbas como el cannabis u opio en Asia o África en los inicios de nuestra era. Aunque en esos tiempo, las pipas eran de madera o materiales fácilmente moldeables, muchas no han llegado a nuestros tiempos. Aunque el diseño no ha variado mucho, la pipa ha jugado un papel en el desarrollo de muchas culturas.

Desde la famosa pipa de la paz de los indios americanos o pipas funerarias en sociedades de las estepas asiáticas, este artilugio ha colonizado todo el planeta por su comodidad y facilidad para fumar hierbas secas. La pipa se extendió, junto al bong, como la forma de consumo más cómoda incorporando el tabaco para mezclar con opio, como lo hicieron los chinos en el s.XIX.

A pesar de que pueda parecer algo del pasado, fumar en pipa sigue siendo el mejor método para apreciar todos los sabores y matices de lo que fumemos. En el caso del tabaco, el que se comercializa para pipas suele ser de mejor calidad que el usado en los cigarrillos. Un poco como puede suceder con el tabaco de los puros, que suele llevar muchísimo menos procesado y aditivos.

Si estás considerando pasarte a la pipa, hay algunas de estas ventajas de fumar como Sherlock Holmes o como un yoggie con su chillum. Las pipas son super cómoda de llevar, caben en un bolsilla e incluso las hay que se pueden desmontar, ocupando un mínimo espacio. Además que se preparan en un tiempo récord, comparado con liarte un canuto o preparar un bong.


Porque fumar en pipa es muy fácil, tan solo hay que rellenar la cazoleta con el material bien grindado, encenderlo con un mechero y empieza a darle caladas hasta que se carbonIce, retirando la ceniza y repitiendo el proceso.



Artículos más populares

  1. Pipas; breve historia
  2. Regalos exclusivos en cada compra

La mejor elección