Información

CBD para tratar la diabetes

diabetes

CBD para tratar la diabetes – una de cada 3 personas tiene diabetes o prediabetes, aunque no existe una cura, el CBD es una de las soluciones más prometedoras de los últimos años.

En este artículo vamos a ver las causas de la diabetes y cómo se puede usar el CBD para mejorar la calidad de vida de las personas que padecen esta grave afección médica.

Beneficios del CBD para la diabetes

  • Combate la obesidad al reducir el apetito
  • Protege el hígado del daño que resulta de la diabetes
  • Mejora la capacidad de la insulina para regular los niveles de azúcar en la sangre
  • Disminuye el dolor neuropático asociado con la diabetes
  • Acelera la curación de heridas en diabéticos
  • Protege las células secretoras de insulina en el páncreas

Es preferible usar un aceite de espectro completo.

¿Qué es la diabetes?

La diabetes es una condición metabólica, enfermedad que involucra nuestra capacidad de crear energía en el cuerpo.

La mayor parte de nuestra energía proviene del azúcar. Cada vez que comemos algo, los azúcares de los alimentos entran en el torrente sanguíneo a través del tracto digestivo.

Las células necesitan usar este azúcar como energía para la actividad. Pero esto no puede ocurrir sin la insulina. La insulina es una hormona liberada por el páncreas, responsable de regular la cantidad de azúcar que se mueve de la sangre a las células.

Cuando tenemos diabetes, o bien no hay suficiente insulina para hacer el trabajo (diabetes tipo 1), o la insulina presente es ignorada por el cuerpo (diabetes tipo 2). Con ambos tipos de diabetes los resultados son los mismos.

Nuestras células se vuelven carentes de energía, mientras que la sangre se torna espesa con azúcar.

Esto causa problemas para el hígado, la piel, los riñones y el sistema cardiovascular.

Tipos de diabetes

Diabetes tipo 1

Condición con la que se nace, comienza a aparecer en la infancia o en la adolescencia.

Los pacientes se han de inyectar insulina por el resto de sus vidas porque sus cuerpos no pueden producir la suficiente por sí mismos.

El CBD solo ofrece un apoyo leve para estos pacientes.

Diabetes tipo 2

Se desarrolla a lo largo de la vida. Es un proceso lento, causado por una mala alimentación y decisiones sobre el estilo de vida.

Cuando comemos algún alimento con alto contenido de azúcar, se absorbe muy rápidamente hacia el torrente sanguíneo. Esto nos hace sentir energizados directamentes después de la comida porque de repente tenemos una tonelada de energía disponible. Luego, el páncreas se apresura a segregar mucha insulina para moverlo de la sangre a las células, para mantener un nivel estable de azúcar en la sangre, ya que demasiado es malo y muy poco es malo también.

Si la fuente de azúcar era simple, como un caramelo, no dura mucho, y la insulina eliminará rápidamente la mayor parte del azúcar en la sangre, lo que nos deja sintiéndonos fatigados y con poca energía.

Con el paso de los años, estas sensaciones de choque repentinos en los niveles de glucosa en sangre entrenarán al cuerpo a ignorar la insulina, lo hace en un intento de mantener los niveles de azúcar en sangre. A esta etapa la llamamos resistencia a la insulina, es el primer paso hacia la diabetes tipo 2.

Los niveles de azúcar aumentan en la sangre, pero disminuyen dentro de las propias células. Después, las células envían señales al cerebro para que coman más alimentos, causando antojos de azúcar, pero no importa cuánto tomamos, parece que no podemos darle a nuestras células lo que quieren.

El alto nivel de azúcar en la sangre es peligroso, puede comenzar a dañar nuestros glóbulos rojos, revestimientos arteriales, riñones y pulmones. El cuerpo necesita hacer algo más para controlar los niveles de azúcar en la sangre.

Entonces se dirige al hígado.

El hígado ahora tiene la tarea de convertir todo este exceso de azúcar en algo más seguro, como la grasa. Esto conduce a un aumento de peso y depósitos de grasa en el hígado (enfermedad del hígado graso). Esto comienza a producir grasa en el abdomen que tienen muchos diabéticos, es causada por depósitos de grasa que se forman alrededor del hígado y otros órganos en el abdomen.

Si no se controla, la diabetes tipo 2 empeora gradualmente y el hígado perderá su capacidad de convertir el azúcar en grasa almacenable. La grasa comienza a filtrarse hacia el torrente sanguíneo, causando niveles aumentados de triglicéridos y colesterol, y los niveles de azúcar en la sangre aumentarán hasta el punto en que comenzarán a causar daño a los riñones, los pulmones, el sistema cardiovascular y el páncreas.

Todos los diabéticos tipo 2 en etapa tardía desarrollarán finalmente diabetes tipo 1 debido al daño del páncreas. Esta es la razón por la que las personas con diabetes tipo 2 en etapa tardía necesitan recibir inyecciones de insulina como un diabético tipo 1.

El CBD ofrece potentes beneficios para reducir el impacto de la diabetes tipo 2 y se está convirtiendo en una importante opción terapéutica para las personas que padecen esta afección.

¿Qué causa la diabetes?

La diabetes tipo 1 es una condición genética, pero también puede ser causada por la exposición tóxica. Se sabe que algunos compuestos, como la estreptozotocina, destruyen las células beta del páncreas y causan diabetes tipo 1. Este compuesto se utiliza para inducir diabetes en ratones con fines de investigación.

Otros compuestos como el humo de segunda mano y los hidrocarburos de los escapes de automóviles también se han vinculado, sin embargo, la mayoría de los casos son causados por factores genéticos.

La diabetes tipo 2 es causada principalmente por una dieta alta en carbohidratos refinados, dietas bajas en fibra, bajas en grasa y bajas en antioxidantes.

Los picos y choques repetidos en los niveles de azúcar en la sangre es lo que finalmente conduce a la resistencia a la insulina, lo que lleva a un aumento de los antojos y daña aún más el equilibrio metabólico en el cuerpo, preparando el camino hacia la diabetes.

Tratamientos

No existe una cura para ningún tipo de diabetes. Los tratamientos existentes buscan resolver los síntomas y mantener la hiperglucemia (alto nivel de azúcar en la sangre) a raya.

Esto es así porque el alto nivel de azúcar en la sangre es la causa de la mayor parte del daño debido a la afección.

Controlar los niveles de azúcar en la sangre, una nutrición adecuada y el ejercicio contribuirán a mejorar los efectos negativos de la enfermedad.

La evidencia reciente ha sugerido una opción de tratamiento a través del CBD. El uso de este compuesto para la diabetes ofrece algunos beneficios únicos para la afección y puede ayudar mucho a que otras opciones de tratamiento funcionen aún mejor.

El valor medicinal del CBD

cbd para diabetes

El CBD ha sido objeto de estudio en las últimas décadas. Pese a su mala fama, su valor medicinal empieza a destacar. Desde su descubrimiento, se ha demostrado que el CBD:

  • Reduce la frecuencia y la gravedad de los ataques epilépticos
  • Disminuye los síntomas de la enfermedad inmune
  • Mejora nuestra capacidad para detectar y eliminar las células cancerosas
  • Acelera la curación de las heridas
  • Disminuye el dolor y la inflamación
  • Ayuda a restaurar la homeostasis

Este último punto es el más importante cuando se consideran los efectos que tiene el CBD sobre la diabetes. Dado que la diabetes es una condición que involucra un problema con el equilibrio de nuestro sistema metabólico, el CBD puede ofrecer un beneficio terapéutico serio a la causa real de la condición, en lugar de solo los síntomas.

Cómo ayuda el CBD con la diabetes

El CBD funciona en el sistema endocannabinoide en el cuerpo, encargado de regular el equilibrio de estos sistemas orgánicos.

Por ejemplo, la temperatura del cuerpo se ha de mantener en 37 grados. Cuando la temperatura ambiente disminuye, el cuerpo se esfuerza en aumentar la temperatura interna y mantenerla en 37. En cambio, cuando la temperatura ambiente aumenta, el cuerpo se ha de refrescar manteniéndose a 37 igualmente. Cuando este sistema no funciona, nos enfermamos, es lo que ocurre en un golpe de calor o hipotermia, el cuerpo no puede mantener el equilibrio y se deteriora.

El sistema endocannabinoide mantiene todas estas medidas lo más cerca posible del equilibrio.

Cuando hablamos de diabetes, la medida que intentamos mantener en equilibrio es nuestro nivel de azúcar en la sangre, cuando se vuelve disfuncional, se dice que tenemos diabetes.

El CBD optimiza el sistema endocannabinoide para mejorar el equilibrio de azúcar.

El CBD podría promover la salud del páncreas y la secreción de insulina

Estudios realizados aseguran que el consumo de marihuana se asocia con niveles más bajos de insulina en ayunas. El cannabis hace que la insulina sea más eficaz para hacer su trabajo. Así podemos controlar mejor nuestros niveles de azúcar en la sangre.

Esto retrasa la aparición de la diabetes y prolonga la esperanza de vida.

El cannabis es capaz de proteger a las células beta pancreáticas secretoras de insulina del daño causado por la obesidad. Esto es importante ya que el principal problema de la diabetes es el daño al páncreas.

El CBD podría proteger al hígado

Cuando los niveles de azúcar en sangre aumentan y la insulina se vuelve incapaz de controlar el azúcar en sangre, el hígado pasa a la acción. El hígado convierte el exceso de azúcar de la sangre en grasa, que es más estable para el almacenamiento.

Este proceso, a largo plazo puede dañar el hígado. A medida que ésta almacena grasa, parte de ella permanece en las células que forman el mismo hígado. Así el hígado aumenta de tamaño, esto se llama enfermedad del hígado graso. El CBD protege al hígado contra esta enfermedad.

El CBD actúa como un modulador para el sistema endocannabinoide.

cbd para higado graso

El CBD podría mejorar la pérdida de peso

Uno de los principales factores de la diabetes es la obesidad. El CBD ofrece beneficios directos en el proceso de la obesidad. Reduce el deseo de comer a través del sistema de recompensa del cerebro, así como a través de los receptores endocannabinoides CB1.

El CBD puede restaurar el equilibrio en nuestros niveles de hambre de la misma manera que restaura el equilibrio en otras partes del cuerpo.

El CBD aborda los síntomas de la diabetes

Aparte de los beneficios del aceite de CBD en los procesos que impulsan la diabetes, también ofrece beneficios para tratar sus síntomas:

  • Reduce el dolor nervioso
  • Reduce la ansiedad
  • Previene enfermedades de la piel
  • Acelera la curación (tópica)
  • Elimina el apetito por los alimentos dulces

Cómo usar aceite de CBD para la diabetes

Agregar CBD a otras intervenciones

El aceite de CBD se usa mejor en conjunto con otras intervenciones, especialmente con cambios en la dieta y el estilo de vida.

Las personas con diabetes deben hacer un esfuerzo para evitar los carbohidratos refinados y aumentar el consumo de grasas y proteínas en su dieta. Además, deben hacer ejercicio de leve a moderado y técnicas de control del estrés, las cuales contribuirán a abordar la causa de la diabetes y reducir su progresión.

No dejar de tomar ningún medicamento sin consultar a su médico.

Dosificación de aceite de CBD para la diabetes

La dosis correcta de aceite de CBD es diferente para todos. Calcular la dosis adecuada será todo un proceso. Generalmente la dosis más común para los diabéticos es entre 2,5 mg y 100 mg de CBD por día.

La mejor manera de encontrar el punto ideal para cada persona es comenzar a poco a poco y aumentar lentamente la dosis hasta comenzar a obtener los efectos deseados.

Si se notan efectos secundarios como fatiga, falta de concentración o dolores de cabeza, reduzca la dosis a la última que no produjo efectos secundarios y permanezca allí.

Al controlar la diabetes, es importante tomar el aceite de CBD durante largos períodos de tiempo para obtener los mejores resultados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.