Vaporizadores

53 productos

Mostrando 1 - 24 de 53 productos
Ver
Vaporizador PAX2 - mylegalize
VAPORESSO VECO SOLO KIT 2ML - mylegalize
Vaporizador PAX 3. Kit Completo - mylegalizeVaporizador PAX 3. Kit Completo - mylegalize
Vaporizador Atmos Ruva - mylegalizeVaporizador Atmos Ruva - mylegalize
Vaporizador PAX 3 - Solo dispositivo - mylegalizeVaporizador PAX 3 - Solo dispositivo - mylegalize
Vaporizador Atmos Vicod 5GVaporizador Atmos Vicod 5G
Vaporizador Mighty - mylegalizeVaporizador Mighty - mylegalize
VAPORESSO Tarot Baby + NRG SE Mini - mylegalizeVAPORESSO Tarot Baby + NRG SE Mini - mylegalize
Vaporizador Grindhouse Vault - mylegalizeVaporizador Grindhouse Vault - mylegalize
Vaporizador Atmos Astra 2 - mylegalizeVaporizador Atmos Astra 2 - mylegalize
Vaporizador Atmos Aegis - mylegalizeVaporizador Atmos Aegis - mylegalize
Vaporizador Atmos Junior - mylegalizeVaporizador Atmos Junior - mylegalize
Vaporizador Atmos Jump Kit - mylegalizeVaporizador Atmos Jump Kit - mylegalize
Vaporizador Linx Ares Honey Straw - mylegalize
VAPORESSO Veco Tarot Nano 80W - mylegalize
VAPORESSO SWAG KIT 2ML - mylegalizeVAPORESSO SWAG KIT 2ML - mylegalize
Vaporizador Volcano Digit - mylegalize
Vaporizador Hydrology9 Original - mylegalizeVaporizador Hydrology9 Original - mylegalize
Vaporizador Atmos Kiln Kit - mylegalizeVaporizador Atmos Kiln Kit - mylegalize
JOYETECH EGO AIO Kit - mylegalizeJOYETECH EGO AIO Kit - mylegalize

Los más buscados

¿Qué son los vaporizadores y cómo funcionan?


Pasar de la combustión del cannabis al vapor es algo que a muchos consumidores de marihuana les ha llamado la atención. Quizá en España aún no estamos muy acostumbrados, pero vapear es una revolución en todo el mundo al ser unas de las alternativas con más beneficios. Y si eres de los que no mezcla con tabaco, no te lo pienses más. Debes comprarte un vaporizador para cannabis.

La tecnología de los vaporizadores, aparecida sobre los años 80, pensada para reducir la producción del alquitrán y potenciar los niveles de THC, es muy simple: calentar y no quemar. Aprovechar los vapores que desprenden a través del calor y no los humos provocados por la combustión, los cuales son mucho más tóxicos.

En función del procedimiento de calentamiento encontramos:

  • Vaporizadores de convección: en los que el aire calienta el producto de la cámara hasta convertirse en vapor, obteniendo una calada más fina y concentrada.
  • Vaporizadores de conducción: se coloca la hierba sobre una resistencia y es entonces cuando inhalamos el vapor con una calada más dura y profunda.

Quizás no lo sepas, pero en los vaporizadores de conducción se puede llegar a quemar el producto produciendo ceniza. Es por eso que recomendamos sacudir el dispositivo mientras se está usando.

¿Qué tipos de vaporizadores hay?


Los Vaporizadores Portátiles, también conocidos como de Bolsillo o de Mano


Si no paras quieto, los vaporizadores portátiles están hechos para ti. Están construidos para facilitar su movilidad y poder llevarlos dónde quieras, cuándo quieras.

Su diseño sencillo hace que sean muy fáciles de usar. Algo que también repercute en un menor control de sus funciones, como por ejemplo la regulación de la temperatura.


Los Vaporizadores de Sobremesa o de Escritorio

Por su parte, los vaporizadores de sobremesa o de escritorio están diseñados para usarse en casa. Sus tamaños hacen que tengan más espacio y por lo tanto unas cámaras mayores donde guardar más producto.

A su vez, sus características tecnológicas le aportan un control mayor sobre la temperatura y la posibilidad de adaptar un gran cantidad de accesorios como pipas de agua o bongs.


La temperatura ideal

¿A qué temperatura se vaporiza el THC?

Sabemos que la temperatura óptima para aprovechar los cannabinoides es de entre 180º y 200º C, concretament unos 190º C. En ese rango, evitamos vaporizar otras sustancias, mucho más nocivas.

El THC se asimila mucho mejor si lo aislamos de impurezas u otros tóxicos como alquitrán, hollín, hidrocarburos, etc. Lo mismo sucede con muchísimas otras plantas aromáticas o medicinales.

A bajas temperaturas el efecto del cannabis u otras plantas es mucho más directo, limpio y nítido sobre nuestro organismo. Por eso la vaporización ha tenido su explosión en los entornos de marihuana medicinal y terapéutica, ya que los efectos llegan antes al torrente sanguíneo que por otras vías de toma como la toma oral en aceites u otros preparados. Los entornos médicos desarrollaron vaporizadores de sobremesa que funcionaban de una forma similar a la de un ambientador como es el caso del mítico Volcano, actualizado posteriormente con pantalla digital. Poco a poco los dispositivos han ido haciéndose portables hasta tener modelos con grandes capacidades y no más grandes que un mechero.


Las ventajas de vapear

Vaporizar cannabis presenta muchas más ventajas que fumarlo. Por ejemplo, la discreción. Nunca te recomendaremos fumar en sitios públicos pero si eres de los que la marihuana te acompaña siempre, definitivamente necesitas uno. Discreto e imperceptible siempre tendrás a mano un spliff para salir del paso. Sean vaporizadores camuflados o bonitos modelos, muchos te permiten vaporizar diferentes tipos de texturas, como resinosos u hoja seca. Y todo ello sin tabaco, así que si estás pensando en dejar de fumar el vaporizador te permite seguir disfrutando de tus marihuana sin tener que mezclarla, además de disfrutarla más puramente.

Ya de por si, los dispositivos no son muy conocidos, fácilmente confundibles con pens o cigarrillos electrónicos. Podrás llevarlo en la mano y es muy probable que nadie se de cuenta. Además, algunos modelos ya los diseñan de manera que parecen otros objetivos como llaves de coche. Además, al generar muy poco residuo (vapor) este emite muy poco olor al exterior, casi inapreciable, de modo que pasarás completamente por incógnito.


¿Qué vaporizador comprar?

Llegados a este punto, te habrás hecho esta pregunta, ¿verdad? Pues ello dependerá de diversos factores.

Para ayudarte a tomar la decisión acertada debes tener claros cuatro puntos:

1.     Qué vas a vapear

Para escoger un dispositivo u otro, primero debes tener claro para qué producto lo vas a utilizar. ¿Hierba? ¿Concentrados? ¿Mixto? ¿E-liquid?

Hay algunos vaporizadores diseñados para todo que cuentan con diferentes accesorios adaptables. En cambio, otros sólo tienen un uso concreto, como por ejemplo cargas de aceite.

El uso de un dispositivo para vaporizar un material para el que no está diseñado puede provocar su rotura. Por eso es tan importante que tengas claro para que lo vas a querer.

2.     Cuánto quieres gastar

Dependiendo de cuál sea tu presupuesto podrás optar a un producto más asequible con una relación calidad-precio única o a productos más completos y de mayor calidad.

Por suerte para ti, tenemos una enorme variedad de dispositivos para fumar que se adaptan a todos los bolsillos.


3.     Conducción o Convección

Como te contábamos más arriba, debes decidir qué sistema de calentamiento prefieres para tu producto en función de tus objetivos de tu consumo y de tus gustos en cuanto a caladas se refiere. Si quieres algo más fino y delicado, convección y si quieres algo más denso, conducción. ¡Tu decides!


4.     El tamaño sí importa

Por lo menos si quieres llevar por ahí tu vaporizador portátil. A más tamaño, más batería y por lo tanto más potencia y durabilidad. Obviamente, ello está directamente relacionado con el precio.


Si tienes claros estos cuatro puntos, seguro que tomarás la decisión acertada y escogerás el mejor vaporizador para ti de entre toda la gama de productos que tenemos en nuestra Vaporshop. 

Tu estilo de vida, tu vaporizador.