Tutoriales

Como hacer un bubble hash potente

como hacer bubble hash

El bubble hash es una de las delicias cannábicas más potentes del mercado. Anteriormente la única manera de conseguir este concentrado de marihuana era usando solventes y químicos contaminantes peligrosos. Sin embargo, en este artículo te enseñaremos cómo hacer bubble hash, usando 3 metodos diferentes.

El hachís o hash es un concentrado de cannabis muy popular, el cual se hace a partir de los tricomas resinosos que se encuentran en los cogollos y de las hojas de la planta de marihuana. Aunque existen muchas formas de hacer hachís, todas ellas consisten basicamente en lo mismo, prensar y separar los tricomas.

Los metodos para hacer hash se inventaron tradicionalmente en el medio esté, en lugares como Afganistán o Marruecos y estos consisten en frotar el cannabis por tamices muy finos para así extraer sus tricomas, posteriormente estos se prensan y se calientan para crear el bloque denso, oscuro y potente por el que se conoce al hachís.

¿Qué es el bubble hash?

El bubble hash, también conocido como hachís de hielo o ice-o-lator, es la forma moderna para hacer hachís. En este proceso se utiliza agua y hielo para conseguir mejores resultados, de ahí provienen sus nombres.

Este tipo de hash tiene una alta concentración de tricomas y nada o casi nada de materia vegetal, su aspecto se asemeja en gran manera a los concentrados de cannabis que se venden en los clubs o dispensarios. Un bubble hash de calidad burbujea cuando se calienta y es por esto que se le llama asi.

¿Como se hace este tipo de hachís?

El mejor método para hacer bubble hash es separando los tricomas del material vegetal con hielo, agua y unas bolsas de malla, mejor conocidas como bubble bags. Esta es la forma más efectiva para conservar los cannabinoides de la planta y crear un producto de alta calidad, sin la necesidad de solventes peligrosos y contaminantes como el butano.

De seguro te estés preguntando ¿Como [email protected]& se conservan los terpenos si se utiliza agua en el proceso? La respuesta es sencilla, los terpenos de la marihuana no son solubles en agua, por lo que no se perderán en el líquido y conservarán todo su potencial. Es por esto que el proceso de agitar los cogollos en hielo y agua es ideal y efectivo para conseguir un bubble hash de calidad.

Cómo hacer bubble hash con bubble bags – Método 1

ice o lator bags para hacer bubble hash
ice o lator bags

Empecemos con el método más «costoso», ya que para esto necesitaremos comprar bubble bags. Sin embargo, es una inversión que vale la pena, primero porque el material de producción durará más que cualquiera de los otros metodos y segundo es que conseguiremos mayores cantidades de hash. Otra ventaja de esta forma para hacer hash es que puedes rasparlo con mayor facilidad de las paredes de las bolsitas.

Materiales necesarios

  • Filtros de micrones o bubbles bags
  • 50 o 200 gr de cogollos o recortes de la planta
  • 2 cubos o cubetas grandes

Instrucciones

Calcular cuanto material necesitas para producir tu hachís es relativamente sencillo, ya que si tienes un material de calidad solo debes tener en cuenta que 10 gramos de cogollos te darán 1 gramo de hash.

  1. Coloca los cogollos o recortes en uno de tus cubos y añade agua y hielo para cubrirlos completamente, luego revuelve tu mezcla por 15 minutos
  2. Prepara tus bubble bags o filtros de micrones, la idea es colocar una dentro de otra de acuerdo a los micrones de sus mallas, de menos finas a más finas. Colocas de tal manera que puedas vaciar el contenido del primer cubo a través de ellas sin problema alguno.
  3. Vierte el líquido del cubo en el sistema de filtrado que has hecho y déjalo reposar por 15 minutos.
  4. Saca las bolsas con cuidado, comenzando siempre por la parte superior, escurre bien el agua restante y colócala a un lado. Esta bolsa es la que tiene más material vegetal, repite el proceso con las otras bolsas y notarás que a medida que vayas retirando y drenando las bolsas, el hachís se verá cada vez más refinado, hasta que llegues al final, donde te encontrarás con una pequeña cantidad de material vegetal, este será tu santo grial con una gran concentración de terpenos y cannabinoides.
  5. Recolecta los tricomas de la última bolsa y colocan extendidos sobre una mesa o superficie lisa y seca, déjalos secar durante algunas horas y una vez secos notarás que tienes un material de calidad, listo para ser prensado en forma de bloque.
  6. Como consejo extra, te recomendamos mirar las otras bolsas, ya que dependiendo del número de filtros que hayas usado, podrás conseguir más bubble hash de calidad moderado. Sin embargo, lo mejor es evitar el material vegetal.

Hacer bubble hash con filtros de café – Método 2

hacer bubble hash filtros cafe
hacer bubble hash con filtros de cafe

Con la situación actual todos queremos algo de calidad sin tener que pagar mucho, no? Es por eso que queremos enseñarte cómo hacer bubble hash con filtros de café, aunque este método no te dará un hachís tan puro como el de las bubbles bags, el resultado final te dejará con la boca abierta de todas formas.

Materiales

  • 7 a 14 gramos de preciados cogollos o recortes de la planta.
  • Bote de vidrio con tapa (0,5 a 1 litro).
  • Un tamiz de cocina o tela de mosquitero para ventanas, de ese que se usa en verano.
  • Filtros de café.
  • Tijeras.

Instrucciones

  1. Tritura bien el material con las tijeras, sobre todo los cogollos. Debes exponer la mayor cantidad posible de superficie al agua helada, haz un trabajo digno de edwards manos de tijeras.
  2. Frota los cogollos o recortes lo más que puedas contra el tamiz o mosquitero, así se soltará el kief de estos y solo te quedarás con las hojas, tallos y material vegetal que no necesitas.

    Como consejo extra, te recomendamos hacer este proceso directamente sobre el tarro de vidrio, para evitar manipular tanto el kief de manera innecesaria. Lo mejor es que llenes el bote solamente ¼ de su capacidad con el kief.
  3. Llegó de girar girar, agitar, agitar. Llena el frasco con agua helada (a punto de congelación) hasta casi el borde, ciérralo y agítalo con todas tus fuerzas hasta que el kief se haya vuelto uno solo con el agua.

    Si no quieres cansarte agitando, puedes usar un mezclador de pintura, pero bueno, no todos tenemos uno. Así que sigue agitando hasta que no quede ni un grumo de material vegetal en tu mezcla.
  4. Llegó la hora de descansar un rato, espera 30 minutos como mínimo. Abre el frasco y retira el material vegetal que está en la superficie, colócalo en otro bote y repite el proceso hasta que no haya nada de materia vegetal.
  5. Hora de esperar otro tiempo medio, deja reposar la mezcla otros 30 minutos. Luego retira el agua con cuidado hasta que solo te queden un par de centímetros en el fondo de tu tarro. El material que verás al fondo del mismo es tu bubble hash.
  6. Llena de nuevo el bote de cristal con agua fría y déjalo reposar unos 15 minutos. Luego cuela lentamente el agua y el hachís con un filtro de café, sin derramar ni una sola gota. Una vez hayas colado todo el agua, envuelve la resina restante en el filtro de café y exprímelo para remover hasta la última gota de humedad.
  7. Una vez hayas terminado este proceso, coloca el filtro con la resina adentro encima de papel absorbente, esto te ayudará a eliminar cualquier rastro de humedad restante.
  8. Cuando notes que el filtro está completamente seco, remueve el papel absorbente y desenvuélvelo con mucho cuidado. Raspa la resina del filtro y listo. Tienes un bubble hash ready to smoke.
  9. Un consejo extra de nuestra parte. Para poder fumar este hash con una pipa, debes pensarlo hasta formar una sólida masa. Asegurate de usar mucha fuerza, ya que si tu hash no está bien prensado este se volverá líquido al segundo que lo expongas al calor. Un bubble hash bien prensado burbujea cuando lo fumes con tu pipa o vaporizador favorito.

Producir bubble hash con el Bubbleator B-QUICK – Método 3

bubbleator bubble hash
bubbleator bubble hash

Dejamos lo especial para el final, este método depende del Bubbleator, un dispositivo especialmente diseñado para hacer bubble hash. Esto te facilita la vida y la larga espera. Sin embargo debes hacer una inversión un poco más grande.

Materiales

  • 50 a 250 gramos de cogollos o recortes
  • Bubbleator B-Quick con bolsas de micrones y cremallera
  • Cubo o cubeta grande

Instrucciones

  1. Coloca tus gloriosos cogollos o recortes de la planta dentro de la bolsa con cremallera y ciérrala bien. Ponla en el bubbleator y llena la mitad de este con agua y la otra mitad con hielo, hasta que alcance una temperatura de 4 ºC. Cierra la tapa del Bubbleator y enciendelo, este dispositivo viene con un temporizador para facilitarnos la vida, fijalo en 15 minutos y espera.
  2. Luego coge tus otras dos bolsas, y coloca una dentro de la otra. Toma tu cubo grande y coloca las bolsas dentro de este. Ajusta el exceso de tela alrededor del borde de la cubeta, para evitar cualquier derrame de agua.
  3. Una vez el Bubbleator termine con tu material, retira la bolsa con tu material con mucho cuidado. Pasa el contenido al cubo con los filtros y deja que se escurra por completo.
  4. Saca los filtros que contienen el hachís, exprime con cuidado el agua y déjala secar sobre papel absorbente durante 24 horas. la bolsa más fina es la que tendrá el mejor hachís, mientras que la otra solo tendrá material vegetal que no necesitamos.

¿Cuales son los beneficios del bubble hash?

La principal ventaja del Bubble Hash es que puedes hacerlo de manera casera y aún así obtener un producto de calidad. Además, es un producto orgánico libre de químicos, ya que no es necesario usar solventes para producirlo, a diferencia de otros concentrados.

Otro de los beneficios de este hachís es que cualquiera puede hacerlo, no necesitas ser un experto cannábico. También te permite reciclar los recortes de tu planta de cannabis, ya que el bubble hash se puede hacer tanto con cogollos como con partes de las plantas que a menudo son ignoradas.

¿Como saber si un bubble hash es de calidad?

No todos los hash de este tipo son de la misma calidad, ya que la misma depende de lo finas que eran las bolsas y filtros que se usaron para producirlo. Recuerda que mientras más fina la malla, mucho mejor. La variedad y calidad de los cogollos que se usen para producirlo también afectará su calidad, mira cómo puedes saber la calidad de un bubble hash.

Si el hachís de burbujas que vas a comprar es seco y tiene mucho material, entonces huye de el. Ya que este tipo de ice-o-lator no es apto para fumar, ni dabbear por sí solo. Sin embargo, se puede utilizar para añadirlo como un extra a tu porrito y aumentar así su potencia.

Por otro lado, tenemos el bubble hash full melt de calidad extrema, el cual contiene cabezas y tallos con tricomas de alta calidad, lo que significa que este burbujeara mas que una bomba de baño cuando le apliques calor.

En pocas palabras un bubble hash de calidad no contiene material vegetal ni residuos de la planta, esto lo vuelve un producto apto para dabbear, vapear y fumar por si solo, así que no te dejes engañar, si quieres comprar bubble hash de calidad fijate siempre en su color y la ausencia de material vegetal.

Esto fue todo amigos, el bubble hash es un producto genial y divertido de producir, ya que es fácil de hacer, no contienen químicos peligrosos, te ayuda a reciclar partes de tu s plantas y no produce olores fuertes durante su producción.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.