Tutoriales

Como hacer un cultivo de marihuana hidropónico en 4 pasos

cultivo hidroponico de cannabis

El cultivo de marihuana hidropónico es muy famoso y cada vez más growers lo están utilizando, ya que este tipo de cultivo nos dará resultados fenomenales si lo mantenemos como se debe ( o puede acabar en catástrofe si lo descuidamos un momento , lol). Aquí os explicaremos las bases del cultivo hidropónico de marihuana para que os hagáis una idea del trajín que conlleva esta técnica milenaria y os asegureis de hacer todo correctamente desde el principio.

¿Qué es un cultivo hidroponico?

Un cultivo hidropónico como su nombre lo indica solo utiliza agua, sin la necesidad de sustratos orgánicos. Si lo que tenemos son clones que hemos desarrollado en un sistema aero/hidropónico propagador de raíces, entonces no necesitaremos ningún tipo de sustrato inerte, ya que con esta técnica las raíces se desarrollan a partir del tallo del clon.

El esqueje está sujeto a un disco impermeable que encaja en el tiesto de rejilla por el cual empezaran a desarrollarse las raíces gracias al sistema de rociado de agua. Una vez los clones desarrollan abundantes raíces y ya tienen unos aproximadamente 7 centímetros de largo, podemos pasarlos al sistema de cultivo hidropónico con o sin medio inerte.

Para trabajar directamente desde la semilla entonces si debemos vegetar la semilla germinada en un medio/sustrato inerte, para empezar el recomendable poner la semilla germinada en un disco de fibra de coco o lana de roca y este disco dejarlo en el sustrato inerte, ya sean bolitas de arcilla, perlita, fibra de coco, piedra pómez, etc. Así las raíces crecen a través del medio hacia abajo.

En ambos casos ya sea que usemos semillas o clones/esquejes, las raíces deben quedar solamente medio sumergidas en el agua del tanque de almacenamiento, ya que si quedan sumergidas por completo, no se obtiene suficiente O2 y las plantas se ahogan. A no ser que usemos el sistema activo Deep Water Culture DWC, ya que en este sistema sí que se sumergen las raíces por completo.

¿Cuales son los beneficios de un cultivo de marihuana hidropónico?

Se reduce el tiempo de cultivo, el aroma y el sabor de los cogollos es mucho más puro, se ahorra agua y se obtienen cosechas de mayor envergadura. No hay que lidiar con sustratos orgánicos y todo es mucho más limpio en general.

También tenemos el control absoluto sobre el pH y la EC del agua, ya que podemos obtener lecturas exactas debido a que no hay un sustrato orgánico interviniendo en estos valores. Lo que permite darles a las plantas la cantidad indicada de nutrientes.

¿Como hacer un cultivo hidropónico de marihuana?

Primeramente debes tener todo el material necesario para un cultivo interior (puedes ver nuestro artículo sobre cultivo indoor) o en su caso un lugar cómodo donde trabajar con hidropónico en exterior, veamos cuales son los materiales que necesitarás para tu sistema hidropónico de cannabis.

Materiales

  • Recipiente con tapa, para que actúe de piscina
  • Macetas de malla, estas macetas fomentan la circulación del aire y el drenaje, una necesidad esencial para el cultivo de marihuana hidropónico.
  • Sustrato inerte, un sustrato con pH neutro, así que plantéate utilizar guijarros de arcilla, lana de roca, perlita o fibra de coco o similares.
  • Fertilizante hidropónico: Debes utilizar nutrientes específicamente diseñados para este tipo de cultivo.

Instrucciones para hacer un cultivo hidropónico de cannabis

  1. Haz un agujero en la tapa del recipiente/piscina, lo suficientemente grande como para acoplar el o los tiestos de malla.
  2. Llena el cubo de agua, a ser posible agua filtrada por ósmosis, ya que esta  tiene el pH y la EC perfectos para añadir los nutrientes en la cantidad necesaria.
  3. Cierra el cubo con la tapa y llena la maceta de malla con su medio de cultivo, luego pon la planta de marihuana. Las raíces de la planta deben colgar libremente, tocando la solución nutritiva (pero no deben estar completamente sumergidas).

    En cuanto al paso 4 debemos hacer una pausa, ya que hay una decisión que tomar. Existe el sistema de riego pasivo y el activo. Los sistemas pasivos son mucho más sencillos ya que se basan en la acción capilar de una cuerda, en lugar de bombas eléctricas, para suministrar la solución nutritiva. La cuerda va desde la zona de las raíces al agua que contiene la solución nutritiva, de esta manera la cuerda va absorbiendo el agua con los nutrientes y los lleva a las raíces. Por lo que solo debemos ir controlando el nivel de agua y los valores de pH y EC.

    En los sistemas hidropónicos activos aprovechamos las innovaciones modernas para mantener las plantas nutridas, regadas y aireadas. Funcionan con bombas de aire eléctricas y piedras difusoras para proporcionar a las raíces todos los ingredientes para cultivar unas plantas maravillosas. Este sistema nos ahorra bastante tiempo y trabajo manual.


    Tipos de sistemas activos

    cultivo de marihuana hidroponico 1
    cultivo de marihuana hidropónico


    Sistema DWC (Deep Water Culture)
    Este sistema requiere de un único depósito lleno completamente de la solución nutritiva. Las plantas crecen en recipientes de malla que se introducen en los agujeros de una plancha de poliestireno que flota en la superficie. El sistema DWC no exige dejar un espacio de aire para que las raíces superiores puedan respirar; porque aquí se usa una piedra difusora conectada a una bomba de aire.

    Sistema de flujo y reflujo
    Este sistema consiste en hacer que el agua fluya y se drene. Se utilizan varios cubos suspendidos sobre la bandeja de cultivo con una entrada y una salida de agua que están conectadas a un depósito externo con la solución nutritiva, una piedra de aire para el agua, y una bomba que lleva el agua a la bandeja de cultivo. Así, las raíces no se ahogan en agua, sino que se inundan con oxígeno y agua enriquecida con nutrientes. Cuando termina el ciclo, el agua vuelve al depósito externo. Este sistema permite una alimentación periódica. Cuando se vacía la bandeja de cultivo, podemos atender a las raíces y cosechar las plantas.

    Sistema NFT (Nutrient Film Technique)
    La técnica NFT es un método similar al del sistema de flujo y reflujo. Pero aquí no inundamos periódicamente la bandeja de cultivo. Si no que se proporciona un flujo constante de agua y nutrientes a las raíces. En el depósito también contamos con una piedra difusora para airear la solución nutritiva, y también una bomba de agua que hace circular la solución nutritiva. En este método, la bandeja de cultivo tiene que estar ligeramente inclinada para permitir que la solución fluya hacia abajo y tras pasar por las raíces vuelva al depósito.

    Sistema de goteo
    Aquí contamos con una bandeja grande donde se deposita el medio internet de cultivo. Las plantas se colocan directamente en el sustrato inerte, y cada una de ellas tiene su propio tubo de goteo. Un depósito externo de agua, con una bomba y piedras de aire, suministra un goteo constante a cada planta. Las raíces de estas plantas están en el aire, y el sobrante de agua atraviesa el medio y regresa al depósito externo.

    Aeroponía
    Podemos decir que es la técnica más futurista. Y esta consiste en pulverizar el aire con agua con nutrientes. Las plantas van en la parte superior de un depósito de agua grande que se llena hasta el 25% de capacidad. Al fondo del depósito tenemos una bomba que envía agua a los atomizadores que están debajo de las raíces. Así este rocío mantiene en constante humedad las raíces con un flujo de aire excelente al mismo tiempo. Esta técnica también se usa para propagar las raíces en los esquejes.
  4. Después de elegir el tipo de sistema de riego, deberás asegurarte evitar cualquier fallo. Te recomendamos esterilizar bien todo el material de cultivo y debes tomarte esto muy en serio, ya que cualquier patógeno maligno puede destruir tu cultivo de un momento a otro. Y también tienes que llevar a cabo un mantenimiento de forma habitual para evitar que otros patógenos se desarrollen.

    Aquí de damos una lista de los detalles que tienes que cuidar al 100%

Valores a controlar en un cultivo de cannabis hidropónico

cultivo de marihuana hidroponico 1
cultivo de marihuana hidropónico
  1. Control del pH continuo, ya que los nutrientes tienen más biodisponibilidad para las plantas cuando el medio es ligeramente más ácido. Te recomendamos usar un pH de 5,5-5,8. Y utiliza un medidor digital preciso, también tendrás que cambiar la solución semanalmente para mantenerte en este rango. En la floración, usaremos un pH de 6.
  1. La temperatura del agua debe estar a unos 20°C / 20.5ºC estables, también debemos medirla digitalmente.
  1. Los nutrientes deben ser añadidos en la proporción exacta que nos indica el fabricante, ni más ni menos.
  2. Limpieza. Todos las herramientas de cultivo deben ser desinfectadas a menudo  así como la limpieza del sistema de cultivo. No queremos bacterias dañinas procreando y contaminando la solución nutritiva. Tanto las bandejas de cultivo como los depósitos de agua deben vaciarse y limpiarse cada unas dos semanas. Así las raíces estarán protegidas contra patógenos y enfermedades destructivas. También debemos prestar atención a la limpieza de nuestra ropa cuando estamos en contacto con el cultivo y no dejar animales cerca de este. Si sigues estas instrucciones no tendrás problemas.
  3. Por último te recomendamos elegir variedades genéticas de cannabis que no produzcan plantas enormes en altura, en un cultivo hidropónico nos convienen más las plantas compactas con forma de arbusto y no plantas altas como pinos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.