Información

¿Es seguro usar CBD durante el embarazo y la lactancia?

CBD para embarazo

¿Es seguro usar CBD durante el embarazo y la lactancia? En el mercado existen ya muchos tipos de productos derivados del CBD para la salud y el bienestar. Destaca por sus beneficios en la mejora del sueño, reducción de la inflamación y control del dolor. Por eso no es de extrañar que las mujeres embarazadas quieran aprovechar sus propiedades naturales.

Dolores en el embarazo

Aunque traer un bebé al mundo produzca mucha alegría y felicidad, y aporte muchos beneficios para la salud y la belleza, desafortunadamente, también vienen acompañados de malestares. Estas condiciones negativas son continuos calambres, molestias, dolores, fatiga, inquietud, insomnio, dolores de cabeza y cambios de humor…y una larga lista que obstaculizan su bienestar.

Debido a esto, hay una gran cantidad de formas en internet de abordar aquellos que afectan a diario durante cada trimestre. Y aunque el yoga prenatal, los ejercicios de respiración y una dieta saludable ayudarán de alguna manera a aliviar cualquier malestar, las mujeres siempre continuarán buscando una solución natural más efectiva. Aquí aparece el CBD.

Qué es el Cannabidiol (CBD)

El CBD es un extracto no psicoactivo de la planta del cannabis que, si has experimentado tomarlo antes del embarazo, o ha descubierto recientemente a través de la investigación o una recomendación, parece marcar todas las casillas. Este cannabinoide reacciona de forma única con el sistema endocannabinoide de nuestro cuerpo, científicamente probado, para ayudar a regular una amplia gama de procesos cognitivos y fisiológicos, incluyendo estado de ánimo, apetito, sueño y el dolor.

Debido a esto, el aceite de CBD suena hecho a medida para ayudar a asumir cualquier cosa que el embarazo presente, tanto mental como físicamente.

Cómo afecta el CBD al embarazo

Durante el embarazo te cambia la vida y se te altera el cuerpo, un estilo de vida saludable es primordial. Cualquier cosa con la que el cuerpo de una mujer entre en contacto (ingiriendo de alguna manera) durante estos 9 meses puede tener un gran efecto en el niño que crece dentro de ella. Desde el aumento de las vitaminas, el descanso y una dieta equilibrado, hasta el no comer pescado crudo, ciertos medicamentos y alcohol, puede ser un campo minado, especialmente para los padres primerizos.

Es por eso que no sólo se prefiere un enfoque seguro y totalmente natural para el manejo del dolor, la ansiedad y otras condiciones difíciles durante el embarazo, sino que es esencial para un parto saludable.

CBD es un compuesto completamente natural, a base de plantas, sin embargo, durante el proceso de extracción debe someterse a filtración para eliminar el tetrahidrocannabinol (THC). Este es el elemento psicoactivo conocido por dar a los fumadores de cannabis su efecto drogado. Y aunque técnicamente eliminado, en muchos casos, las cantidades traza de este elemento químico permanecen en el producto final vendido a los clientes.

THC CBD

Mientras que es totalmente legal vender productos CBD con 0,03% de THC (ya que es muy difícil de eliminar por completo), estas cantidades mínimas, especialmente acumuladas con el tiempo, podrían tener un efecto adverso en su embarazo – superando los efectos fisiológicos y psicológicos positivos del CBD para usted.

Un estudio reciente realizado en ratones encontró que el THC inhibió el desarollo de los embriones, lo que indica que también podría ser perjudicial para un bebé humano y su desarrollo.

El THC también es considerado por algunos investigadores como una neurotoxina del desarrollo, por lo que la exposición en las primeras etapas del crecimiento también podría conducir potencialmente a problemas más adelante en la vida de un niño.

Una razón válida para el consumo de THC que resulta en este efecto secundario potencialmente grave es el papel que juega nuestro sistema endocannabinoide durante el embarazo. A través de la regulación celular y los procesos cannabinoides, es esencial en el desarrollo temprano del feto, así como ayudar a apoyar el crecimiento del niño durante todo el embarazo.

Para ello es importante que se lleve a cabo más investigación sobre cómo el CBD interactúa con nuestro proceso interno durante esta etapa fundamental para garantizar absolutamente que no hay efectos secundarios negativos. Sin embargo, debido a las implicaciones éticas de las pruebas en mujeres embarazadas, es muy poco probable que veamos alguna evidencia que respalde las afirmaciones de cualquier manera pronto.

Siga las recomendaciones de su médico

Aunque el CBD podría ser la respuesta totalmente natural a estos malestares y dolores incómodos durante cada trimestre, la falta de investigación en torno a los posibles efectos secundarios del THC en el desarrollo de su bebé no proporciona ninguna certeza científica o tranquilidad.

A día de hoy no hay estudios concluyentes sobre qué sucede si tomas CBD estando embarazada. No obstante, sí se ha estudiado el efecto del THC en ratones y se concluyó que podría ser perjudicial para un bebé humano y su desarrollo. Dado que es legal vender productos CBD con un 0,03% de THC no es recomendable tomar CBD durante el embarazo.

El CBD y la lactancia

lactancia CBD

Después de dar a luz vienen las noches de insomnio, el estrés y la ansiedad a medida que tu cuerpo trabaja para re-equilibrar las hormonas, y comienzas a adaptarte a la vida con un bebé recién nacido. Con propiedades terapéuticas activas que seguramente ayudarán ¿Es seguro tomar CBD en el periodo de lactancia?

Una de cada cinco mujeres sufre depresión posparto. Esta condición añadida a la lista de problemas físicos y psicológicos que pueden surgir después de dar a luz, no es de extrañar que los nuevos padres busquen apoyo adicional durante este tiempo.

Las personas que necesitan una forma natural de combatir los dolores, el estrés y los efectos secundarios más graves del parto sin duda habrán visto recomendaciones positivas sobre el CBD.

La leche materna

Una vez nacido el bebé, el desarrollo continúa fuera del útero, y los endocannabinoides también están presentes en la leche materna. Estos compuestos promueven una serie de procesos vitales, desde el apetito hasta la mejora del reflejo de succión, enseñándole al recién nacido la función esencial de recibir nutrientes antes de que pueda pensar por sí mismo.

Un estudio examinó muestras de leche materna de sujetos que consumían cannabis y encontró que los bebés que fueron amamantados ingirieron aproximadamente el 2,5% de la dosis materna de THC.

Los estudios relacionados con el THC y la exposición prenatal, encuentran una relación directa entre el consumo de este y los problemas derivados como el bajo peso al nacer, la colocación en la unidad de cuidados intensivos neonatales y el parto prematuro.

Cuando las mujeres que están amamantando al recién nacido quieren ingerir alguna copa de alcohol, se recomienda bombear la leche del pecho con una bomba para extraer la leche que pueda estar contaminada por alcohol y que no la ingiera el crío. Sin embargo, informes médicos recientes sugieren que esta misma práctica no se aplica al THC, ya que los rastros de esta sustancia se detectan en la leche materna hasta seis días después de la ingesta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.