Tutoriales

Qué es el Kief y cómo extraerlo de manera sencilla

que es kief

El kief es el  concentrado que se obtiene a partir de las flores secas del cannabis, es una de las extracciones más usadas mundialmente. Gracias a su fácil producción, ya que no hace falta tener un sistema industrial para conseguir este néctar cannábico en cantidad y calidad.

El uso del Kief data desde el mismo momento en que la humanidad empezó a fumar cannabis, ya que esta extracción sucede de manera natural cuando tenemos nuestras flores secas almacenadas y estas mismas van soltando un poco de lo que parece “polvo” pero en realidad es resina seca que se va cayendo naturalmente de los cogollos.

Esta resina también se obtiene cuando usamos un moledor para triturar las flores, si tenemos un grinder (moledor) de 2 partes, el Kief quedara pegado en el interior del grinder y será un poco difícil retirarlo, ahora si tenemos un grinder de 3 o 4 partes, pues el Kief se desprende de las flores y se filtra a través de una malla que estos poseen, así almacenandose finalmente en el compartimiento inferior de estos moledores.

¿Como se usa el Kief?

El Kief podemos usarlo tal cual en una pipa, o mezclarlo con cannabis, con tabaco o con cualquier hierba fumable que te apetezca. Al ser un concentrado, posee en gran cantidad de todos los cannabinoides y terpenos disponibles en nuestras flores, de allí que a las extracciones de resinas se las llame “concentrados” ya que poseen todas las propiedades de la flor del cannabis, pero concentradas en una resina potente, sabrosa y de un alto grado medicinal.

Ahora si lo que queremos es un supreme Kief, pues mejor lo extraemos de manera correcta antes de esperarnos una eternidad a juntar resina en nuestros botes de almacenamiento o en nuestros grinders. La gran pregunta es ¿cómo extraer el kief de los cogollos de marihuana?

¿Cuales son los beneficios del kief?

Los beneficios de usar Kief son numerosos, al ser un concentrado de marihuana este te aporta todos los beneficios de la planta sacra. Desde la reducción de estrés hasta el alivio para dolores musculares, además de que con este tipo de polen de cannabis puedes aislar con mayor precisión los cannabinoides sin la necesidad de inhalar restos de materia vegetal quemada, lo que es aún más beneficioso para la salud, ya que fumar puede ser malo para tu cuerpo.

Una de las maneras más saludables para aprovechar los beneficios del kief es añadirlo a tu café o té, pero para esto primero debes someterlo a un proceso de descarboxilación, esto es un proceso de cocción lenta y a fuego bajo, la cual activar los cannabinoides como el THC en su máximo potencial. La descarboxilación se lleva a cabo una temperatura de entre 100 a 120 grados centígrados durante unos 20 a 40 minutos. Luego simplemente añádelo a tu café con leche, y disfruta de este maravilloso concentrado.

¿Cómo se diferencian el kief y el hachís?

La respuesta sencilla es no, ya que el kief son los tricomas que han sido separados del cannabis sativa y el aspecto del resultado final es una materia de estilo arenoso que varía entre un tono verde oscuro y un marrón oscuro. Por otro lado, el hachís o tambien conocido como hash es el Kief que ha sido comprimido en una masa para facilitar su uso y almacenamiento.

El aspecto del hachís puede variar entre bloques o esferas flexibles y sus niveles de cannabinoides y terpenos varían dependiendo del metodo que se usó para extraer el kief de la planta, el cual veremos más abajo.

¿Cómo extraer el kief de la marihuana?

como extraer kief
kief acumulado en un grinder de 4 partes

La marihuana tiene varios tipos de tricomas, siendo los glandulares (llamados también capitados-entallados) los que darán la mejor calidad de kief. Normalmente, el tamaño de estos tricomas oscila entre las 50 y las 150 micras, dependiendo de la variedad de cannabis y factores medioambientales.  Esto nos dará una idea sobre los micrages que debemos usar en los tamices con los que cribaremos la materia vegetal y filtraremos solo los tricomas.

Las condiciones ambientales perfectas son humedad muy baja y frío, lo que ayudará a que las glándulas de resina se suelten con facilidad del material vegetal. Obviamente la calidad final de tu Kief dependerá directamente de la calidad inicial de tus flores… FLOR DE CALIDAD = SUPREME KIEF.

Yendo al grano (o al tricoma mejor dicho) lo que haremos será colocar nuestro material cannábico sobre un tamiz y lo cribamos agitándolo sin mucha furia pero tampoco en modo caracol, tambien podriamos colocar una tela anti-adherente o un plástico sobre el material vegetal dejándolo encerrado entre este y la malla de filtrado, de esta manera podemos agitar sin que se nos escape nada por los aires, así nos aseguramos de recolectar cada miligramo de este polvo divino.

Se suele usar una malla o tamiz de 150-160 micras para realizar el primer cribado, que nos dará un producto «en bruto».  Si queremos conseguir una calidad suprema pues, deberíamos usar cogollos bien secos y congelados, los usamos sin triturar y los cribamos durante unos pocos minutos, observando que el color del polen que se filtra por el tamiz sea de un marrón claro tirando a rubio dorado, aunque también se puede obtener buen Kief y que este tenga un color más oscuro, ya que también depende del color de las flores y los tricomas utilizados. Pero el color que NO NIET NEIN debe tener nunca jamás el Kief, es el verdoso, ya que esto significa que estamos colando material vegetal y eso no es lo que queremos bajo ninguna circunstancia.

Siempre debemos realizar los cribados sobre una superficie limpia y antiadherente como un cristal o espejo a ser posible, o bien un pad de silicona o de teflón. De esta forma será mucho más fácil recolectar la preciada resina. 

Recuerda que la zona de trabajo debe ser lo más aséptica posible, ya que no quieres que partículas de polvo, cabello o pelos de animales se mezclen con tu resina. Si te va el rollo laboratorio pues mejor, ya que estamos preparando un producto que debe ser producido con los más altos estándares de higiene.

Podemos realizar un único cribado y así retirar todo el polen que posea nuestro material vegetal pero esto hará que el Kief de primera calidad acabe mezclado primeramente con material vegetal indeseado y con el Kief de última calidad que va quedando en menor cantidad según vayamos tamizando las flores. Por esto es recomendable hacer unos cribados de unos pocos minutos y cuando vemos que el color empieza a cambiar páramos y pasamos a cribar el material en otro recipiente o retiramos nuestro Kief de primera pasada del recipiente actual y procedemos a cribar nuevamente con el receptáculo limpio. En cada cribada disminuye la calidad del Kief en todos los sentidos organolépticos.

Eso sí, our dear canna-fellas, aún no hemos contado el secreto del SUPREME KIEF, asi que aqui les va:

kief de calidad
kief de calidad

Lo que haremos será un re-cribado pero esta vez directamente del Kief obtenido en los primeros cribados, obteniendo así un néctar de hachís de primera qualité… Para separar los mejores tricomas glandulares del resto de tricomas y materia vegetal no deseada y obtener la creme de la creme, pasaremos a usar un tamiz de unas 50 micras y si puede ser sobre unas 70 micras para una calidad excélsior.

Ya hecha esta criba, podemos repetirla usando el mismo tamiz, volviendo a pasar a través de él las partículas que se han filtrado en el primer re-cribado. (Para dejar las cosas claras, cuando más filtres y re-filtres el mismo Kief, perderás cantidad pero subirás la calidad… así que depende de ti en encontrar tu balance ideal… )

De esta forma, conseguimos ir aislando las cabezas de los tricomas glandulares ( que es donde se esconden los cannabinoides y terpenos de la marihuana ) de los demás tricomas, contaminantes, material vegetal intruso, pies de tricoma, pistilos, etc… los cuales estropean la calidad de nuestro Kief..

Así de simple se obtiene la mejor calidad de esta resina maravillosa.

MAY THE KIEF BE WITH YOU…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.