Información

CBD para tratar la adicción

cbd para adiccion

CBD para tratar la adicción – el aceite de CBD es un producto que ofrece muchos beneficios para tratar las adicciones. Se encarga del dolor y la incomodidad de la abstinencia.

Las drogas como Xanax, morfina, heroína y cocaína son algunas de las drogas que se consumen con más frecuencia. Existen muchas drogas adictivas que causan daños en el cuerpo. Dejar la adicción puede ser un proceso extremadamente incómodo y duro.

Cualquier compuesto que alivie los síntomas o acelere el tiempo de recuperación, mejorará la calidad de vida de estas personas.

Vamos a ver cómo romper el ciclo adictivo y de qué manera el CBD puede ayudar.

Qué es la adicción

La adicción se considera un trastorno psicológico que implica un deseo compulsivo de hacer algo que tiene impactos negativos en el cuerpo.

Es un trastorno que se encuentra en la región especial del cerebro llamada centro de recompensa. Esta región nos permite formar hábitos y desarrollar instintos. Es muy útil para nuestra salud y felicidad, pero cuando es disfuncional, puede causar mucho daño.

Los niveles disfuncionales de dopamina son un elemento clave en la adicción

Una característica clave de la adicción es un agotamiento en los niveles de dopamina. Las oleadas de dopamina le enseñan al cerebro a buscar más de esa sustancia. Los usuarios se vuelven dependientes de la droga para producir suficiente dopamina para sentirse bien.

Los niveles bajos de dopamina causan síntomas como:

  • Depresión
  • Mala concentración
  • Desequilibrio hormonal
  • Mala memoria

CBD para tratar la adicción

CBD para tratar la adicción

El centro de recompensa del cerebro controla nuestro deseo de repetir actividades.

La mayoría de las drogas adictivas apuntarán a un receptor específico. Puede desbloquear el dolor o llevarnos a un estado más relajado.

Con el tiempo, las sustancias causan cambios en el receptor, haciéndolos menos sensibles. Si esto continúa, llegamos a un punto en el que no podemos activar los receptores sin la sustancia. Si no la tomamos, experimentamos niveles de incomodidad.

El CBD puede ayudar con los diferentes tipos de adicción:

Adicción a los estimulantes, dopamina y CBD

Los estimulantes como la cocaína y el crack son sustancias comúnmente adictivas. Trabajan en un conjunto de receptores de dopamina en el cerebro.

Sus efectos causan una oleada de liberación de dopamina en el cerebro. Cuando la dopamina se estimula, permite que el centro de recompensa se active mucho más fácilmente.

Al activarse el centro de recompensa, se libera una oleada de oxitocina desde el hipotálamo haciéndonos sentir euforia por un breve momento.

Este sistema está diseñado para hacernos repetir actividades o patrones que nos benefician.

Las drogas estimulantes como la cocaína, hacen estimular este sistema sintéticamente, lo que nos hace querer repetir el proceso para obtener otro golpe de oxitocina.

El CBD es especialmente bueno para tratar este tipo de adicción mientras se siguen usando las drogas. Esto se debe a que el CBD limita la liberación de dopamina de los ganglios basales donde se produce.

El CBD y la adicción a los estimulantes

Se ha demostrado que el CBD modera la inhibición de la dopamina en los ganglios basales.

Esto significa que el CBD participa en la regulación de los niveles óptimos de dopamina al bloquear su liberación cuando los niveles de dopamina son demasiado altos.

Esto es útil para las adicciones porque reduce la liberación de dopamina mientras se está bajo los efectos de la droga. Esto significa que para obtener el mayor beneficio del CBD, debe comenzar a tomarlo a medida que se retiran las drogas.

El CBD reducirá la oleada de dopamina, haciendo que los efectos de la droga sean menos severos y ayudándole a liberarse gradualmente del alcance adictivo de estas drogas.

Para un mayor éxito, es importante que pase por un programa de desintoxicación o rehabilitación. El CBD ayudará a frenar el deseo de tomar las drogas, pero no será suficiente para corregir la adicción por completo.

Adicción a los opioides y CBD

Los opioides son las drogas de las que más se abusa.

Funcionan activando un receptor en la médula espinal y el cerebro que se utiliza para adormecer la transmisión del dolor. Es fácil volverse adicto a los opioides porque comienzan con buenas intenciones: proporcionar alivio del dolor.

Los opioides miden la cantidad de dolor que está siendo transmitido y la cortan de tajo cuando se vuelve demasiada.

El problema, es que detienen el flujo por completo, y para que funcione correctamente al menos ha de haber algo de tráfico. Con el tiempo, si la persona se olvida de tomar una dosis del medicamento, el dolor volverá por completo.

La abstinencia de opioides causa síntomas cómo:

  • Dolor intenso y generalizado
  • Incapacidad para regular la temperatura
  • Baja energía
  • Irritabilidad
  • Ansiedad
  • Agitación
  • Insomnio
  • Rinitis
  • Ojos llorosos
  • Bostezos constantes
  • Dolores
  • Espasmos abdominales
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Diarrea

Para revertir esta adicción, hay que disminuir la droga lentamente y permitir que los receptores opioides recuperen su función normal.

CBD para la adicción a los opiáceos

Ofrece beneficios modulando la función del receptor opioide indirectamente. Ayuda a restaurar los niveles óptimos de receptores de opioides y ayuda a la persona a recuperarse más rápido.

Para aprovechar al máximo el uso de CBD, debe tomarse mientras se eliminan los medicamentos, y luego durante varias semanas mientras se analizan los efectos de la abstinencia.

Adicción a las benzodiazepinas y el CBD

El alcohol y las benzodiazepinas son muy diferentes, pero funcionan a través de los efectos del neurotransmisor GABA.

Las benzodiazepinas se unen al receptor GABA y amplifican sus efectos.

Gaba es como un pedal de freno para el sistema nervioso. Sirve para frenar la hiperactividad en el sistema nervioso.

Los principales usos de la benzodiazepina son para calmar la ansiedad e inducir el sueño en personas que sufren ansiedad crónica.

Cuando se tomas drogas en grandes cantidades y durante largos períodos de tiempo, causan que los receptores se vuelvan perezosos. Si no tomamos el medicamento, no podemos activar GABA de manera efectiva, lo que nos lleva forzosamente a un estado de ansiedad e insomnio con mucha facilidad.

Los síntomas de abstinencia de las benzodiazepinas:

  • Irritabilidad e inquietud
  • Ansiedad
  • Visión borrosa
  • Palpitaciones del corazón
  • Depresión
  • Pupilas dilatadas
  • Mareos

Estos síntomas pueden durar años.

El CBD es útil para las personas que se someten a la abstinencia de benzodiazepinas por varias razones.

CBD para la adicción a las benzodiazepinas

El CBD inhibe la reabsorción de GABA, lo que permite ejercer sus beneficios durante un periodo de tiempo más prolongado. Esto es útil para combatir los efectos negativos de la adicción a las benzodiazepinas al aumentar las concentraciones generales de GABA en el cerebro.

Hay que recordar que el CBD simplemente respalda el proceso, ayudándonos a regresar a un estado normal, sin adicción, más rápidamente. Pero para eso se ha de tomar CBD conjuntamente con otros tratamientos para la adicción. Cambios de mentalidad, dejar gradualmente la droga y el apoyo sintomático para la abstinencia son todos necesarios para aumentar la eficacia.

Dosis recomendada de CBD

Dependiendo de la gravedad de la adicción y la sensibilidad del individuo, es posible que necesite mucho (45 mg) o un poco (4 mg) de CBD por día.

Para las adicciones a los analgésicos en combinación con el dolor crónico, es probable que el rango más alto de dosis sea necesario.

Las benzodiazepinas probablemente también necesitarán una dosis más alta para ser eficaces.

Para las adicciones a estimulantes como la cocaína o el MDMA, muchos usuarios consideran que las dosis en el rango de 20 mg son las más efectivas.

Sin importar para qué esté usando CBD, la mejor manera de comenzar es usar una pequeña dosis (4 mg) y aumentar 4 mg cada día hasta que obtenga los resultados que está buscando.

Frecuencia para tomar CBD

El retiro de medicamentos puede durar desde una semana (estimulantes), un mes (opiáceos), hasta algunos meses (opiáceos y benzodiazepinas).

Para obtener los mayores beneficios, debe tomarse el CBD a lo largo de todo el proceso, sin importar cuánto demore. Generalmente las personas empiezan a tomar CBD una o dos semanas antes de renunciar y después durante todo el proceso.

El CBD es seguro, y hasta la fecha no se han realizado estudios que sugieran que el uso a largo plazo sea perjudicial para nuestra salud.

Conclusión

El CBD devuelve a nuestro cuerpo a una homeostasis óptima al mejorar la capacidad de los nervios para comunicarse entre sí.

Cuando las personas son adictas a las drogas, desarrollar disfunciones en el centro de recompensa del cerebro y en otras disfunciones específicas de los receptores.

El CBD es un excelente tratamiento para apoyar el proceso detrás de la adicción y ayuda a controlar los síntomas de abstinencia incómodos.

Busque un extracto de cáñamo de espectro completo con bajo THC, alto CBD y una composición fitoquímica completa para obtener los mejores resultados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.