Tutoriales

Como secar marihuana en casa y 2 consejos extras que te ayudarán

Secar marihuana en casa

Millones son los amantes de esta hierba sagrada, que desde el alba de la humanidad nos acompaña como un
regalo divino. Aunque pocos son los que la cultivan, y aún menos los que la cultivan correctamente y saben
los secretos para obtener unos cogollos dignos de medallas olímpicas doradas, pero no te preocupes que hoy te enseñaremos como secar marihuana en casa para obtener unas flores de cannabis legendarias.

Una vez pasado el proceso de cultivo que nos lleva a la cosecha de estos sabrosos y milagrosos frutos, viene
el proceso de secado y curación de las flores, dichos procesos determinarán la calidad, la potencia, el efecto
y “buqué” de nuestro preciado grial de sanación.

El primer “corner stone” de unos cogollos supremos digno de los dioses, yace en el punto de maduración
en el que los cosechemos. Mucha gente difiere aquí sobre si hay que dejarlos madurar más o menos tiempo. Puede que sea por cuestiones de gusto personal o por ignorancia pero la gran mayoría dejan los cogollos madurar demasiado tiempo antes de cortarlos.

Desde nuestra humilde experiencia, podemos decirles que los cogollos hay que recogerlos como si
hiciéramos una buena pasta “Al Dente”. Pero ¿Cómo sabemos cuando nuestros cogollos están “Al Dente”?

Esto lo sabremos a simple vista cuando los cogollos ya están gordos y con todos sus tricomas desarrollados al máximo, estos tricomas comienzan a pasar de un color transparente lechoso a un color marrón / dorado
en la mayoría de las variedades de cannabis y en otras épocas estos tricomas pueden tomar color rosado,
púrpura o azulado.

Cualquiera sea el color de nuestros tricomas, el punto exacto está cuando vemos que el 25% del total están con un color intenso y el otro 75% aún están transparentes lechosos. Alguno dirá que es muy temprano, pero hay que tener en cuenta que una vez cortemos la planta, los cogollos siguen madurando y oxidándose, por lo que una recogida más tardía suele resultar en la eliminación del aroma, gusto y propiedades particulares de cada variedad, dejándonos unos cogollos de color oscuro, reduciendo el «buqué» y el espectro de cannabinoides presentes, con lo que es prácticamente imposible diferenciar entre una variedad u otra cuando los cogollos maduraron de más.

Ahora si lo que quieres son unos cogollos “Al Dente” con unas cualidades organolépticas de alta gama, o
sea unas flores que se diferencian bien entre una y otra variedad, que mantienen su particular gama de colores, que lucen brillantes, con sus aromas, gustos, efectos, propiedades y el espectro completo de cannabinoides,
pues entonces la cosecha ha de ser al 25% de madurez, nos lo agradecerás.

Ahora, una vez hemos cosechado “Al dente” viene el proceso de secado.

Proceso de como secar marihuana

Proceso de cortado

Este es uno de lo pasos más importantes a la hora de secar marihuana. Hay quienes cortan la planta entera, podan solamente las hojas más grandes dejando hojas medianas cubriendo parte de los cogollos y cuelgan de las ramas las plantas cabeza abajo hasta que el secado se complete y una vez finalizado el secado limpian bien los cogollos uno por uno, dejándolos listos para el curado.

Nosotros preferimos hacerles a los cogollos un tratamiento completo de peluquería nada más cortar la planta, separándolos de las ramas, dejando las flores bien limpias, con solo las hojas más pequeñas que están recubiertas de resina y que están bien cercanas al cogollo. Estos cogollos libres de ramas y hojas se pondrán a secar sobre mallas colgantes de secado, también podemos secarlos sobre otras superficies pero lo más importante es permitir que los cogollos respiren, por eso no es bueno ponerlos sobre superficies lisas sin agujeros. El secado debe suceder en una habitación que debe estar a oscuras ya que la luz quemara los cannabinoides una vez las flores ya no están conectadas a una planta viva.

El lugar de secado debe estar bien ventilado y con la humedad entre el 50% y 60% , ya que más humedad permitirá la reproducción de hongos y el secado será eterno. Con menos humedad y la hierba se seca muy rápido y eso rebajará la calidad de las flores y quedará un producto poco apetecible para fumar. Si no tenemos las condiciones de ventilación y humedad bajo control de forma natural, pues entonces tendremos que recurrir a medios tecnológicos como ventiladores, deshumidificadores y filtros de aire por si no queremos que se note el olor fuera de la habitación de secado.

Ahora que nuestro cuarto de secado está bajo control, esperaremos entre 1 semana y media y 2 semanas hasta que paremos el secado y pasemos a la curación de nuestro oro verde. Para saber cuando parar el secado, cogeremos varios cogollos para ver que estén en su punto perfecto, y éste será cuando las flores estén un poco krunchy por fuera y algo duras por dentro pero que mantengan un mínimo de suavidad para que no se quiebren fácilmente, ya que en el curado, las flores aun secaran un poco más.

Almacenamiento

Una vez seleccionamos el punto de secado perfecto, guardaremos nuestros preciados “nugs” ya sea en botes de cristal o cajas de madera, estas son las dos opciones que un buen “connoisseur” elegiría, ya que se puede elegir cualquier tipo de envase para su curado y almacenado, siempre que el envase quede cerrado herméticamente. Pero cabe destacar que el cristal y la madera son los elementos que nos darán un curado de suprema calidad.

Para quienes quieran un sabor más puro sin agentes aromáticos externos, la mejor opción es un frasco hermético de cristal. Pero para aquellos que quieran dar un toque extra al aroma de sus flores, pueden curarlas en cajas de madera lo más herméticas posible y de la mejor calidad de madera posible, esto dará a las flores unas notas aromáticas especiales transmitidas por la misma madera, por eso es importante la clase de madera que elegiremos para nuestro curado.

Una vez tenemos almacenada la flor de la vida, dejaremos cerrados los envases herméticamente pero la primera semana iremos abriendo los contenedores unas pocas veces al día durante unos minutos para que los cogollos se aireen y no se genere moho dentro los envases y en las flores. Al cabo de una semana o un poco más podremos cerrar definitivamente los envases y abrirlos solamente cuando queramos catar nuestros deliciosos cogollos.

Cabe decir que la prudencia es el mejor amigo del hombre, así que no estará de más una vez que el producto esté curado y en su envase de confinamiento definitivo, ir echando un vistazo cada tanto para ver que esté todo correcto. Si hemos curado la ganja en una caja de madera, lo mejor es pasarla a un frasco de cristal para su almacenaje final, ya que la madera lentamente nos añejará las flores, estas irán perdiendo propiedades organolépticas y sus efectos se tornaran más sedativos y no se disfrutara de todo el rango de cannabinoides y terpenos, lo que no nos dejará apreciar el producto en su máximo esplendor.

Consejos extras para secar cannabis como un profesional

  1. Al podar nuestra planta de marihuana y deshacernos del material innecesario, podemos separar las hojas que aun estén impregnadas por la resina de la planta, ya que estas las podemos secar aparte y con ellas elaborar alimentos o incluso cosméticos, ya que la resina contiene una buena cantidad de cannabinoides y podemos aprovechar los beneficios que estos nos brindan de otras formas.
  2. Añade trozos pequeños de alguna piel de fruta como mandarina, lima o incluso naranja dentro de los recipientes que contienen tus flores de marihuana, haciendo esto podrás darle un toque dulce/cítrico y mantener la humedad un poco más elevada, cabe destacar que esto es gusto totalmente personal y es un paso opcional. Hoy en dia existen productos especializados disponibles en headshops, los cuales son sobres que se meten dentro del envase de nuestros cogollos y mantienen una humedad específica y constante.

Si te queda alguna duda de como secar marihuana no dudes en contactarnos, estaremos encantados de ayudarte, recuerda que en nuestra tienda tambien puedes comprar marihuana CBD.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *